La Prueba de Acceso a la Universidad para estudiantes extranjeros se divide en dos fases denominadas Fase General y Fase Específica.

La fase general tiene por finalidad evaluar la madurez intelectual y la adquisición de los conocimientos básicos que puedan asegurar el correcto seguimiento de las enseñanzas universitarias oficiales de grado. Esta fase consta de 4 exámenes en los que se evalúan principalmente el uso correcto del lenguaje, la capacidad de síntesis, comprensión y expresión de conceptos pertenecientes a los temarios de las asignaturas correspondientes.

La fase específica consta de hasta 4 exámenes, es de carácter voluntario y pretende evaluar los conocimientos y habilidades adquiridas en materias relacionadas con los estudios universitarios que deseas cursar. Aunque esta fase de la prueba no es obligatoria, es necesaria en la mayoría de los casos para poder acceder a determinados estudios universitarios que tienen una gran demanda de alumnos y su acceso se determina por la nota de admisión. Por ejemplo, para poder acceder a los estudios de medicina es necesario tener una nota de acceso muy alta, sino, no podrás acceder. Esta fase de la prueba te permite incrementar considerablemente tu nota de acceso a la universidad y por tanto podrás elegir entre un mayor número de estudios universitarios.